Comunica México

Gabriela Torres

gabriela_escritora.jpg

gabriela_torres.jpg
CONTÁCTENOS:

Complete el siguiente formulario para recibir más información:

Demonios del ciudadano 2010.

Tras la delgada capa de los hechos cotidianos está ocurriendo todo. No son los grandes dramas los que rigen el comportamiento humano, las fobias, y los impulsos más básicos. Es la rutina, el mismo traje andrajoso o elegante con que se llama la atención de los demás, el que se dobla cuidadosamente por las noches para evitar los calambres de conciencia.

Cáscaras de Naranja 2010.

Una maniobra de puntos de contacto enfrenta a los personajes con su situación, ante la presencia ineludible de los otros como el espejo más descarnado que existe. Las tramas parecen estar visualizadas a través de un lente claro y luminoso, análogo caleidoscopio por el que un lector puede observarse a sí mismo.

Jalisco 1810- 1910 (colectivo) 2010.

"La Morena le diagnosticò tristeza. Agujero negro en el alma, le decía ella. Le hizo tragar un líquido viscoso de olor regular, extraño, de flores de campo echadas a perder. Después de beberlo y sentir en la garganta un trajinar de hormigas. don Aurelio regresó a la escritura". Del cuento "Nubes de violeta y púrpura".

A la sombra del cuento (colectivo) 2010.

No sabría decir por qué, pero la ecuación funciona: del breve planteamiento - ya heterodoxo, ya informal - surge, como el arlequín de una caja de madera, el ejercicio para la siguiente semana. Del mar neblinoso de una explicación que siempre parece improvisada, emergen textos de atractiva composición y vivas entrañas.

Prisioneros 2013. Editorial Lectorum

El libro de cuentos Prisioneros cuenta las vidas de una mujer que debe encerrar a su hijo para que la vida no pierda el equilibrio, de un hombre que es tratado por los demás como una bestia demasiado humana, de una hermeneuta que llega a la casa de un emperador contemporáneo a pedir trabajo. Por medio de una fina locura que atraviesa las tramas como un relámpago, un fervoroso creyente (en el amor) se pierde entre los brillos de una mujer luciérnaga de lo más impostada y una peregrina reaviva su valía en el mundo con un acto de coraje. Y más gritos ocultos en estos cuentos. A fin de ser fieles a la cárcel que los guarda, los prisioneros de este libro confluyen en la verdad suprema: la libertad no siempre es el bien anhelado.